Información Complementaria – Transplantes Adultos

Es un procedimiento quirúrgico para extirpar un corazón lesionado o enfermo y reemplazarlo por el corazón sano de un donante.  Los primeros trasplantes cardíacos en el mundo se realizaron hacia fines de la década de los sesenta. Pero no fue sino hasta que se comenzaron a utilizar medicamentos antirechazo (inmunosupresores) en la década de los ochenta que el procedimiento llegó a ser una operación aceptada. En la actualidad, los trasplantes cardíacos dan esperanzas a un grupo de pacientes que de lo contrario moriría de insuficiencia cardíaca. El primer programa de Trasplantes en nuestro país fue puesto en marcha por nuestro Insituto de Cardiología Infantil en el año 1997.

corazon
El ICI realizó el primer Trasplante múltiple, corazón y riñón en coordinación con el equipo Renal. Realización del primer re-trasplante en el año 2005.

LA ESPERA DE UN DONANTE
Una vez que todos los estudio estén completos, el coordinador de Trasplantes trasmite al Banco de órganos y Tejidos los datos necesarios para poder seleccionar el corazón adecuado para el receptor.
Lograr manejar la ansiedad es muy importante siendo la espera una de las situaciones más difíciles de sobrellevar. El ámbito familiar cumplirá un rol fundamental, el poder contar con apoyo de personas cercanas, logrando así un sostén en el cual poder canalizar cierta angustia implicada en esta espera.

APOYO EMOCIONAL
El apoyo emocional esta basado en que todo lo que estressa causa temor. Mucho más el desconocimiento de las situaciones en si mismas y las posibles consecuencias futuras.
Por lo tanto es recomendable una atención psicológica especializada (Psicoprofiláxis quirúrgica) al paciente y su entorno familiar, dede el momento en que entra en lista de espera; a los efectos de una preparación adecuada a la hora del Trasplante. El apoyo continúa el día del trasplante, post-operatorio inmediato, y postoperatorio alejado hasta que se crea conveniente.

MEDIDAS DE AISLAMIENTO
Al principio el grado de inmunosupresión es máximo y las precauciones antiinfecciosas han de serlo también. Por esto es que el paciente estará en una habitación individual, lavada previamente con antisépticos. Los médicos llevarán ropa estéril y los familiares también. Extremar las medidas del primer mes y siempre que esté tratado de un episodio de rechazo.

RECHAZO E INMUNOSUPRESION
Que debemos entender como rechazo? El tejido trasplantado se convierte inmediatamente en blanco de las iras del sistema defensivo del receptor y sobre el se desencadena una reacción inflamatoria a la que llamamos rechazo.
El organismo se defiende de todo aquello que no es idéntico a si mismo, como si se tratara de un enemigo. Para convencer al organismo de que tolere al nuevo órgano nos vemos obligados a aplacar su cólera inhibiendo sus mecanismo de defensa hasta que poco a poco va siendo asumido como propio. Los inmunosupresores (medicación) consiguen deprimir la inmunidad lo justo, para evitar el rechazo. Peno no todo es perfecto, el paciente trasplantado padece leves grados de rechazo que es necesario controlar, diagnosticar y tratar. Por esto la necesidad de las biopsias (para saber si hay rechazo hay que analizar el propio corazón) para un posible control y la responsabilidad con respecto a la medicación.

BIOPSIA
Consiste en la extracción de la parte de tejido cardiaco para luego analizar y así evaluar y controlar el rechazo. El estudio se realiza  con anestesia local (adultos y adolescentes) y anestesia general (niños). De manera ambulatoria el paciente llega al hospital en ayunas. Se realiza a través de una punción en la ingle con una duración de alrededor de 20min a una hora.

INFECCIÓN
Debido a que la medicación indicada para evitar el rechazo también afecta la capacidad del organismo de luchar contra infecciones, el paciente podrá ser más susceptible a ciertas enfermedades.

RECHAZO
Es importante diagnosticar el rechazo, y tratar los episodios cuando ocurren. Por lo tanto se marcarán consultas para examinar al paciente y realizar biopsias cuando sean necesarias. Es posible experimentar un episodio de rechazo leve, sin presentar síntomas.